Ronny firma su primer contrato de trabajo


“Conocí Norte Joven en 2018, a través de mi hermano, que se formó en Electricidad. Ya había perdido más de un año, mis estudios no iban bien por las malas compañías. Él me animó a matricularme, para que intentase sacar la ESO. Tenía claro que quería matricularme en carpintería, desde siempre me había llamado la atención» nos explica Ronny.

«Recuerdo el primer día. Me presentaron a todos, me dieron mi caja de herramientas para que le pusiera mi nombre y empecé con lo más básico, los ensambles de madera. Me ha gustado mucho, si le pones empeño y te esfuerzas aprendes mucho. Hice mis prácticas en un taller de carpintería, estuve dos semanas y me fue fenomenal. Cuando finalicé mis prácticas regresé a Norte Joven, había conseguido mi certificado de profesionalidad de nivel 1 en carpintería, pero tenía que terminar de preparar y sacar el título de Educación Secundaria, y mientras comencé a aprender fontanería.

Primer paso hacia el empleo

Al principio me costó adaptarme, la experiencia anterior había sido tan buena… Pensé que aprender fontanería merecía la pena y, además, también pude hacer prácticas en una empresa instaladora. Cuando sales fuera, tienes la oportunidad de demostrar lo que sabes, pero sobre todo de aprender más aún.

Ahora, con el título de Secundaria, los certificados y las experiencias de prácticas sé que tengo muchas más oportunidades de acceder a empleo, aun cuando cuentas con poca experiencia laboral, como es mi caso.

Por eso ahora estoy feliz. Acabo de firmar mi primer contrato de trabajo en mantenimiento de la Fundación Pablo VI. He empezado a trabajar el 11 de enero. Mi primer día de trabajo estaba más nervioso que cuando fui a hacer la entrevista o días después cuando fui a conocer al jefe de taller y mantenimiento, al equipo y las instalaciones. Los primeros días, con la nevada, el trabajo ha sido distinto a lo que son las tareas de una jornada normal. Estoy muy, muy contento y aprendiendo mucho.

He llegado hasta aquí gracias a mi paso por Norte Joven. Me llevo de todo: buenos amigos, amistad y apoyo de los profes, cariño inmenso, muy buena gente, experiencias… Lo siento de verdad, si no lo sintiese no lo diría. En Norte Joven te enseñan de verdad y ¡yo soy muy difícil de enseñar! Me apliqué y me ayudó mucho su confianza. Es muy importante que te animen a continuar, que sepas que confían en ti y que, sobre todo, te ayuden a confiar en ti mismo, en que lo puedes hacer y en que lo vas a hacer bien».

Un rol clave

La empresa tiene un papel clave sobre la Agenda 2030, poniendo el foco en ODS 4 “Educación de Calidad” y el trabajo que desarrollamos en Norte Joven incide de lleno en la consecución de este objetivo: facilitar el acceso al empleo de los jóvenes formados, a través del desarrollo de sus competencias y habilidades, realización de prácticas en empresas y un servicio de intermediación laboral y bolsa de empleo.

“La incorporación de Ronny deriva del compromiso de la Fundación Pablo VI con la excelencia y la generación de oportunidades a través de la educación, la formación y el empleo. Ronny se incorporó a nuestro departamento de mantenimiento en un contexto muy complicado por un temporal de nieve que colapsó nuestras instalaciones. Y su respuesta en estos primeros días ha sido excelente”. Así lo manifiesta su responsable en la Fundación Pablo VI, Carolina Asúa, directora de infraestructuras.

“Desde el primer momento ha demostrado interés por aprender y mejorar, y una gran capacidad de trabajo en equipo. Quiero agradecer su esfuerzo y compromiso en estos días difíciles. El trabajo de Ronny está ahora mentorizado por Diego, uno de nuestros trabajadores más veteranos, para conocer el funcionamiento del departamento y todas las necesidades diarias del mantenimiento de las instalaciones, sobre todo en la parte residencial, donde viven cerca de 300 opositores y universitarios. Forman un tándem extraordinario. Para la Fundación Pablo VI es un honor poder continuar la gran labor que realiza la Asociación Norte Joven en la formación y capacitación profesional de jóvenes, a quienes dan, no solamente herramientas para incorporarse al mercado laboral, sino entusiasmo y ganas de superarse cada día”.