Carta de un antiguo alumno del Centro Norte Joven Vallecas


5 de enero 2019

En primer lugar, les pido disculpas por el retraso, pues en ese momento no tenía muy claro qué decirles y no he encontrado ni el momento ni las palabras hasta hace unas semanas y el hueco a día de hoy. Nuevamente les pido disculpas y aquí les escribo unas líneas, que espero que sirva a toda generación que pase por Norte Joven.

Un saludo a todo nuevo joven que se sienta en estas aulas y aprende un oficio en estos centros, a todos aquellos que se les ha dado como casos perdidos, vagos, problemáticos y demás problemas de la juventud adolescente, que todos pasamos y muy pocos recuerdan haber vivido.

A todos aquellos que habéis escuchado estos calificativos anteriores voy a poner en vuestro conocimiento algo que no os han dicho antes: tenéis una ventaja, una oportunidad dorada con un centro que va a mostraros lo necesario y práctico y un oficio.

Cada día que entráis por esas puertas estáis más cerca del mercado laboral, cosa que ninguno de vuestros homólogos que han seguido el camino que dice ser normal va a estar en mucho tiempo. Con los años desde que salí de Norte Joven y pasé por la friolera de seis trabajos, no porque me echaran, sino porque siempre aspiré a algo mejor que lo que tenía, comprobé que a mis 23 años tenía un trabajo estable, hipoteca y coche.

Tras esto me encantaría deciros que no os conforméis, por mi cuenta he seguido estudiando las materias que me llamaban la atención y creí más útiles. Además, a día de hoy me planteo cursar redes informáticas para adaptarme mejor al mercado.

El mejor consejo que puedo daros es que no os desmotivéis, ni os conforméis, el mundo es más grande que una casa, una escuela y un barrio. Aquellos que se creen más que nadie son los que menos saben de todos y los que aspiran a mejorar por ellos mismos y para ellos mismos son los que se comen el mundo de verdad. Me llevó poco tiempo llegar a estas conclusiones, pero me sigue llevando mucho esfuerzo llevarlas a la práctica día a día. Eso sí es un verdadero reto.

Os regalo las conclusiones laborales que he sacado en años de cambio, esfuerzo y trabajo, con la esperanza de que en algunos despierte esa llama de inquietud individual por: ser mejor cada día, salir de tu zona de confort y ver que no solo vales para más de lo que te han dicho siempre, sino que tienes las herramientas para llegar a donde quieras, por un camino que es fuera de lo común, pero con una gran salida.

Muchas gracias por vuestro tiempo, ahora aprovechadlo.

P.D. Como consejo de mejora a los centros Norte Joven, sí me gustaría proponer un esfuerzo e hincapié en implementar unas clases o talleres de civismo, educación mínima económica y política. Son tres enormes pilares muy necesarios en la sociedad y más aún en los centros con jóvenes con más dificultades. Creo que sería una iniciativa para un mundo mejor. Muchas gracias por vuestro tiempo y nuevamente disculpad la tardanza.

Un afectuoso saludo y agradecimiento a todos los profesores del centro por vuestra paciencia y dedicación,

Alejandro


Comentarios

  1. Elisa González : febrero 7, 2019 at 12:00 am

    Me parece interesante la carta de Alejandro no sólo por el resultado que ha conseguí sino por el buen consejo y ánimo que da a los compañeros que ahora están preparándose para el mundo laboral que él ha conseguido con brillantez Es un ejemplo maravilloso que deben tener en cuenta y no olvidar que el esfuerzo siempre tiene recompensa Enhorabuena al los profesores y equipo de Norte Joven Elisa

    • Asociación Norte Joven : febrero 19, 2019 at 4:18 pm

      Muchas gracias por tu mensaje, Elisa. Jóvenes, voluntarios, equipo de profesionales y entidades con las que trabajamos en red, entre todos seguimos #CambiandoHistorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *