Amanda y Khaoula en búsqueda de nuevas oportunidades en hostelería


Amanda y Khaoula son antiguas alumnas de Hostelería de Norte Joven. Actualmente, dada la complicada situación de la Hostelería con la pandemia, finalizaron su contrato de trabajo y ambas están en actualmente desempleadas. Pero no pierden la esperanza de volver a acceder a empleo, en cuanto la situación sanitaria permita relajar las medidas de cierre y aforos en el sector.

Ambas finalizaron su formación en Norte Joven durante 2020. Consiguieron la acreditación del Certificado de Profesionalidad de “Operaciones Básicas de Restaurante y Bar” en Norte Joven y realizaron sus prácticas en el restaurante 80 grados, donde han estado contratadas hasta febrero de este año.

Valores clave para la empleabilidad

“Me encanta la hostelería, siempre me ha gustado mucho. Cuando conocí Norte Joven a través de una amiga que había hecho un curso de informática aquí, hace 5 años, y vi que tenían formación como camarera, no me lo pensé, me dije: tengo que formarme en Norte Joven”.- Nos cuenta Khaoula, procedente de Marruecos. «Para mí Norte Joven es como una familia. Ahora es mi hermano el que ha empezado a formarse en cocina en la Asociación, después de ver cómo me ha ido a mí y cuánto me ha motivado mi formación. Gracias a Norte Joven he madurado mucho. Recuerdo que mi maestro de taller siempre me insistía en la puntualidad, fue lo que más me costó. He aprendido mucho más de lo que imaginaba. He descubierto que me apasiona el mundo del Vino, del sumiller, sacar olores, sabores… Aunque por mi religión no puedo dedicarme a formarme en este sector. Me apasiona la hostelería y quiero seguir dedicándome a ello”.

Amanda también conoció Norte Joven a través de un amigo. “Me fui del instituto porque no me dieron la oportunidad de seguir estudiando. No había pensado en la hostelería, pero me gustó lo que vi en el centro cuando fui. El primer día era un manojo de nervios; con la curiosidad de la gente nueva a la que iba a encontrar, de lo difícil que creía que me iba a resultar la formación, volver a estudiar secundaria… Pero he aprendido mucho, me encanta la hostelería y durante mis prácticas y luego después en el trabajo he podido poner en práctica todo lo que he aprendido en Norte Joven. Recuerdo que antes de empezar las prácticas, pedí a una amiga que me acompañara al sitio a conocerlo, a ver a la gente… Estaba hecha un flan. Luego ha resultado una experiencia genial, los compañeros supersimpáticos, me ayudaron un montón”.

Empresas comprometidas con la formación y el empleo

A pesar de la difícil situación, en la hostelería siguen luchando para crear nuevas oportunidades de empleo para jóvenes como Amanda y Khaoula.

Como comenta Marcos Ochoa, director de operaciones de 80 grados. “Trabajar con la Asociación Norte Joven es un placer para todo el equipo de 80 grados, que enseña y aprende cada día de las personas que lo forman. En este caso, hemos tenido la posibilidad, pese a la situación, de incorporar a dos personas que han realizado el programa de prácticas con nosotros y que han demostrado un gran interés durante su etapa de formación y unas ganas tremendas por salir adelante ante esta nueva oportunidad que les hemos brindado. Nos llena de satisfacción poder colaborar en la oportunidad educacional que ofrece la Asociación Norte joven a los colectivos más desfavorecidos y complementarla con una oportunidad laboral por parte de 80 grados en un ambiente joven, dinámico e integrador”.

Si conoces a alguna empresa que esté buscando ayudantes de: carpintería, cocina, camarero/as, electricidad o fontanería, contacta con empleo@nortejoven.org

Juntxs, creamos #NuevasOportunidades. #GenerandoFuturo


Noticias relacionadas

3 octubre, 2022