Conectividad para los jóvenes: salvar la brecha digital


La suspensión de clases, formación en oficios y actividades socioeducativas presenciales supone una dificultad añadida para dar respuesta a nuestro colectivo en situación de vulnerabilidad, por la falta de dispositivos digitales y conectividad a red.

Para poder gestionar esta nueva forma de aprender, no perder el ritmo, establecer rutinas y, fundamentalmente, mantener vivo el proceso de aprendizaje de jóvenes, adultos y menores, necesitamos recursos tecnológicos para seguir trabajando.

Por eso, ya hemos entregado los primeros 40 ordenadores portátiles a alumnado de los tres centros. Así, aquellos jóvenes que no tenían equipos adecuados en casa pueden continuar su formación a través de Google Classroom y el resto de herramientas de formación online con las que estamos avanzando.

Además, estamos tratando de facilitar la conectividad para aquellos con una situación de mayor dificultad, que no tienen acceso a internet. Se están entregando tarjetas SIM, recargando otras y a movilizando todos los recursos para que puedan conectarse y dar continuidad a su formación.


Noticias relacionadas

3 octubre, 2022