Conoce la historia de éxito de Loubna


Cuando llegó a España en 2015 no sabía nada de español y conoció Norte Joven a través de su marido, que estaba formándose en fontanería en la Asociación. “No sabía muy bien en qué formarme. Inicialmente pensé en elegir servicios comerciales, pero como era FP Básica no podía matricularme por la edad. Me ofrecieron carpintería, pero ¡no me imaginaba trabajando en ese sector! Entonces me hablaron de cocina y no me lo pensé. He aprendido muchísimo y ahora sigo aprendiendo cada día en mi trabajo. Creo que es importante perseguir la excelencia, tratar de hacer las cosas bien y de mejorar. En un futuro, pero en un futuro lejano cuando haya aprendido mucho más, me encantaría emprender, tener mi propio restaurante” nos explica Loubna. Ella ahora no se imagina en un futuro ser otra cosa que no sea cocinera. “En casa no entra nadie más que yo en la cocina. Voy con una idea para hacer una comida y ¡salgo de la cocina con ese y 2 o 3 platos más!”.

Después de 18 meses, en los que estuvo realizando un itinerario de integración sociolaboral en Norte Joven, consiguió mucho más que su formación en cocina. “Aunque me encanta leer, como no entendía el español y tampoco hablaba bien, me costaba muchísimo Lengua. Gracias a toda la ayuda de los profes y a las clases de apoyo de español que recibía en Norte Joven, logré avanzar con el idioma y ¡obtener el título de Educación Secundaria! Sin este título no habría podido trabajar”.

Cuando finalizó su formación, realizó sus prácticas en el madrileño restaurante Casa Pedro y se quedó contratada. Desde entonces comparte fogones como una más del equipo de cocina de este establecimiento, como nos cuenta. “Estoy encantada. Me he adaptado muy bien al trabajo en equipo y a la manera de hacer las cosas en el restaurante. Creo que me organizo bastante bien, que aprendo rápido… En un trabajo es muy importante hacer bien las cosas, tener ganas de trabajar y poner interés en aprender” nos comenta Loubna y continúa. “Para avanzar me vino muy bien toda la formación que recibí en Norte Joven, no solo en el taller, también en las clases de habilidades sociales, de educación en valores, los hábitos que nos inculcaban de ser organizado, la limpieza, la puntualidad, la responsabilidad… Todo lo que he llegado a ser y lo que he conseguido ha sido gracias a Norte Joven. Para mí es el mejor sitio para aprender”.


Comentarios

  1. Aristea Flor Sánchez : febrero 8, 2018 at 11:17 am

    Enhorabuena Loubna. Me alegro mucho de tu éxito,te mereces eso y mucho más. Sigue así. Mucho ánimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *